Skip to content

Escofina

escofina

La escofina es una herramienta de abrasión, fricción y pulido que se utiliza normalmente para trabajos de carpintería. Se utiliza para perfilar la madera reduciéndola de forma más abrupta, si la comparamos con la lima, ya que este instrumento da el acabado final a la madera. La escofina elimina la madera sobrante de las superficies curvas, dando la primera forma a la pieza elaborada con la mayor agilidad.

Partes de una escofina

La escofina tiene cuatro partes:

  • Mango
  • Espiga
  • Cuerpo
  • Punta

La superficie del cuerpo tiene una serie de dientes triangulares, distribuidos diagonalmente, que hacen un corte al ir hacia el material. El tamaño, número y distribución de estos dientes determinan el grado de rugosidad, corte o pulido de la escofina.

Tipos de escofinas

Hay tres tipos de escofina y lo son:

  • Corte grueso
  • Corte medio
  • Corte fino

Las escofinas se clasifican al mismo tiempo como planas o redondas, aunque la más versátil es la escofina semicircular o también llamada escofina semicircular. Todos estos estilos o versiones están diseñados en doscientos doscientos cincuenta y trescientos milímetros de longitud, donde el doscientos cincuenta milímetros es una de las mejores herramientas de uso universal.

La finalidad de la escofina es tallar o perfilar la madera de forma ágil y eficaz, proporcionando la figura o forma deseada para la pieza, ya que se puede utilizar con rosca y/o contra rosca, generando una superficie lista para comenzar el acabado que, en este caso, se realiza mediante limas.

¿Cómo usar una escofina?

Para empezar, la persona u operador debe adquirir una postura corporal adecuada durante el proceso de pulido, sosteniendo la escofina por el mango con una mano y, con la otra, la punta de la escofina. El individuo debe asegurar la madera con una morsa o morsa. Además, debe saber que las escofinas sólo pulen en el desplazamiento al avanzar, es decir, en una dirección. Hay que tener en cuenta que las escofinas no se deben utilizar para golpes, ni como palanca.

Escofina para madera 

Una herramienta de carpintería utilizada para perfilar la madera. Consiste en una punta o vástago, una barra o vientre de acero largo, un talón o base y una lengüeta. Con las escofinas se obtienen rebajes más gruesos que con las limas. Son útiles para eliminar rápidamente la madera que sobresale de las superficies curvas.

Herramienta devastadora. Se utiliza generalmente en carpintería. Su longitud es, desde la punta hasta el mango, de 30 a 35 cm. aproximadamente. Están hechos de un acero bien tratado. Tiene una hoja lisa y otra semicircular con superficie dentada. Tienen un mango de madera muy anatómico, dado el necesario agarre y fuerza que se necesita en su uso. (caso de rebaje o igual de superficies en madera)

Tipos de escofinas 

Hay varios tipos y formas, como semicirculares, redondas y planas.

Sus dientes triangulares, dispuestos en diagonal, se utilizan para eliminar el exceso de las superficies de madera. El número de dientes por centímetro cuadrado determina la calidad del pulido. Dependiendo de la forma de la escofina, se distinguen planas, cilíndricas, triangulares, semirredondas o puntiagudas.

Según el grano

Como bien sabe, no es lo mismo tratar la madera con un grano grueso, más rápido y más agresivo que con un grano fino de menor agresividad, pero también más lento. La diferencia entre estos tipos estará en la distribución, cantidad y tamaño de sus dientes.

Dependiendo del grano, existen tres tipos de escofinas:

  • Grueso. Esta escofina sería la más gruesa y la que hay que utilizar para trabajos más agresivos o de desbaste.
  • Promedio. En este caso se trata de una escofina intermedia. Puede ayudarle a tratar la madera y dejarla mejor preparada antes de pasar a una más fina para el acabado.
  • Bien. El grano de esta escofina es más fino y tiene que servirle para trabajos de revisión y acabado.

Según su forma

Dependiendo del uso que se vaya a hacer y del tipo de superficie que se quiera repasar con la escofina, se necesitarán diferentes formas:

  • Redondo: Estas escofinas tienen forma cilíndrica. Puede utilizarlos, por ejemplo, para ampliar orificios anteriores o revisar superficies curvas.
  • Plana: Su sección es rectangular, aunque también se puede encontrar alguna sección cuadrada. Ideal para superficies totalmente planas y no muy extensas sobre superficies. Para superficies planas mucho más grandes sería más aconsejable utilizar cepillos, si queremos reducir, o lijar con papel de lija, esponjas o bloques, para lijar.
  • Media vuelta: Este tipo tiene una cara plana y otra curva, similar a un semicírculo. También se puede utilizar para nichos y sería más adecuado que los otros para el tratamiento de ángulos acabados en pico.
  • Punta curva: Se utilizan para detalles y lugares poco accesibles.

¿Cuáles son las características de las escofinas?

Tenga en cuenta también los siguientes aspectos al diferenciar las escofinas:

  • Largo. Dependerá de la marca pero, en la gran mayoría de los casos, tendrá disponibles en el mercado escofinas de 20, 25 o 30 cm de largo.
  • Manija. Muchas escofinas incluyen un mango que puede ser de madera o de material de corte, pero también se pueden ver algunas sin él, que son las más pequeñas que se utilizan para los acabados. Tenga mucho cuidado con la unión entre la espiga y el mango, a veces se afloja y puede dañarlo. Y si se rompe, elija un nuevo mango de herramienta.
  • Limpieza. Preste mucha atención a la limpieza de las herramientas, ya que una mala limpieza puede retrasar el avance e incluso dañar la madera.
  • Asegúrese de que la pieza a lijar permanezca quieta, esto evitará accidentes y posibles golpes a la herramienta.
  • Además de las escofinas manuales, encontrará accesorios para la broca que puede utilizar.
  • Debe estar muy atento, ya que las revoluciones proporcionadas por el taladro pueden aumentar la agresividad de la escofina y hacer que se quede sin madera.

Limas y escofinas: imprescindibles en la carpintería de madera

Como vimos en el post anterior, las limas y escofinas son herramientas básicas para todo artesano. Su uso es indispensable en casi todas las tareas de raspado, pulido y alisado de la madera. Por lo tanto, serán indispensables para muchos de nuestros proyectos de carpintería.

Por definición, las limas y escofinas son herramientas con una hoja de acero endurecido de la que salen los dientes. Éstos, cuando se frotan contra la madera, rompen pequeñas astillas, lo que nos permite trabajar y darle forma.

Diferencias entre lima y escofina

Aunque pueden parecer muy similares, estas herramientas para trabajar la madera tienen varias diferencias. La escofina tiene dientes más gruesos, lo que permite extraer más madera que las limas. De esta manera, las escofinas se destinan a los trabajos más duros, mientras que las demás se utilizan para raspar superficies curvas o planas.

Siguiendo estas características, las limas se suelen utilizar en los acabados finales de la madera. De esta manera, al tener dientes más pequeños, podremos alisar y pulir la superficie con mayor delicadeza y precisión.

Imágenes de escofinas

escofina

escofina

Vídeos de escofinas